Tratamiento de acné

El acné es la alteración cutánea que causa la formación de granos o "barros". Pueden aparecer comedones cerrados, espinillas negras y parches rojos e inflamados de la piel (como quistes). La producción excesiva de grasa combinada con la presencia de bacterias en la piel condiciona la aparición de la alteración que inicia por lo general en la pubertad aunque puede darse también en adultos. El acné aparece comúnmente en la cara y en los hombros, pero también puede darse en el tronco, los brazos, las piernas y los glúteos. Combinando tratamientos médicos y cosmetológicos buscamos atenuar la evolución de la enfermedad y evitar las secuelas. El tratamiento domiciliario juega también un papel importante.