Carboxiterapia

La aplicación del CO2 medicinal es conocida y aplicada desde hace muchos años y sus beneficios estudiados y contrastados ampliamente. Este gas produce un aumento en la oxigenación de los diversos tejidos donde se aplica, mejoría en la circulación y por lo tanto una mejoría estructural y funcional de los mismos.

Aplicado mediante aparatos médicos capaces de regular la dosis aplicada, nos ofrece posibilidades de tratamiento muy amplias que comprenden la celulitis, la flacidez, la grasa localizada, rejuvenecimiento facial y corporal, aclaramiento de ojeras, perdida y fragilidad del cabello, contracturas musculares, úlceras por mala circulación, estrías entre otros. Permite además la combinación con otros tratamientos para lograr un efecto sinérgico y como si fuera poco es completamente inocuo y muy seguro. Es en definitiva un tratamiento muy completo y asequible.